consejos-para-mantener-tu-casa-caliente-y-ahorrar-luz

Consejos para mantener tu casa caliente y ahorrar luz

19 Diciembre 2021

Con la llegada del frío y la subida del precio de la luz, este año es más importante que nunca buscar formas de poder ahorrar un poco de energía, pero seguir manteniendo la casa caliente. Así que os vamos a dejar unos tips para ahorrar en la factura de la luz 💡

Opta por unas cortinas dobles

Las cortinas no sólo son útiles por la noche. Durante el día, pueden ayudar a aislar la casa y mantener la temperatura, ahorrando en la factura de la luz. Compra unas cortinas dobles, para que así puedas dejar la capa más fina durante el día, aprovechando la luz solar, y a la noche puedas además tapar las ventanas con la segunda capa, que es más gruesa.

Lo mismo se aplica a las alfombras. Tener alfombras ayuda a aislar el suelo de tu casa y mantener el calor.

La luz del sol, tu gran aliada

Que la luz del Sol incida directamente en tu casa ayuda a aumentar la temperatura. Es por eso que la orientación de un inmueble es determinante en su precio de venta, como te explicamos en este artículo sobre cómo poner precio a un piso.

 Para aprovechar al máximo la luz solar y ahorrar energía, distribuye el mobiliario de forma que no impidan el acceso de la luz. Evita poner objetos o muebles obstaculicen la trayectoria de los rayos de sol. 

Invierte en acumuladores eléctricos

Los acumuladores eléctricos se recargan, acumulando energía, que podrás liberar cuando decidas. Hay diferentes tipos de acumuladores; calentadores de agua, fotovoltaicos, térmicos, etc. El beneficio de todos ellos es el mismo; podemos elegir en qué horas queremos “pagar” la energía, aprovechando las horas valle. Por ejemplo, si compras un acumulador eléctrico térmico (radiador), podrás cargarlo, como haces con tu móvil, en las horas valle, y, por la mañana, que es hora punta, pero también es uno de los momentos en los que más frío hace, ir liberando el calor que ha acumulado durante las horas valle. 

Los materiales de las sábanas y el colchón también influyen

Si quieres ahorrar en la factura de la luz, un detalle que puede parecer tan nimio como es el material con el que están fabricadas las sábanas puede cambiarlo todo. Materiales como la lana o el algodón son buenos aislantes y reguladores térmicos.

Por otro lado, es recomendable dar la vuelta al colchón de vez en cuando pero, cuando lo hagas, fíjate si ambos lados son iguales, porque hay colchones que tienen un lado con materiales más adecuados para invierno, y otro lado destinado más a los meses de verano. 

Pon velas

Las velas son una fuente de calor, aunque sea pequeña. Así que si pones varias, especialmente en estancias pequeñas, ayudará a calentarla. Eso sí, asegúrate de ponerla dentro de un recipiente seguro y ubicado en un sitio también seguro.

Deja “espacio” a los radiadores

Poner muebles delante de los radiadores hace que estos absorban el calor. Lo mismo ocurre con la costumbre de poner ropa a secar encima de los radiadores, que dificulta la salida de aire caliente. 

En cambio, sí puedes ubicar un estante encima del radiador, lo que hace que se canalice el calor. Es, de hecho, una buena forma de mantener el calor cuando el radiador está debajo de una ventana.

Optar por una vivienda eficiente

Si estás pensando en vender un piso para comprar otro, te recomendamos que te fijes en la certificación energética de tu nueva casa, porque lo notarás en la factura de la luz. Los materiales con las que está construida una vivienda, su ubicación, la instalación eléctrica y otros muchos factores determinan el consumo de luz. Si quieres saber más sobre qué condiciona el certificado energético de un piso, te lo explicamos en este artículo.

Si estás pensando vender un piso para comprar otro, en Grocasa no pagas los honorarios hasta firmar la venta. Además, te ayudaremos a conseguir las mejores condiciones para tu nueva hipoteca ¿Conoces las hipotecas verdes, destinadas a la compra de vivienda eficiente?