vender-un-piso-con-hipoteca

Vender un piso con hipoteca

12 Abril 2022

Quizás tu familia ha crecido, o quizás te trasladas por trabajo, o quizás simplemente te has dado cuenta, después de vivir un confinamiento, de que prefieres un piso con terraza, aunque sea en la periferia,. Sea cual sea el motivo por el que estás buscando información sobre cómo vender un piso con hipoteca, te diremos, en primer lugar, y si es lo que más te preocupa que sí, se puede vender un piso con hipoteca. Vamos a las opciones, y cuál es mejor para cada situación 🏡

¿Cómo vender una casa con hipoteca?

Para vender un piso con hipoteca hay varias opciones, cada una adaptada a cada situación, dependiendo de tus necesidades.

Pagar la deuda pendiente al vender un piso

La opción que más te recomendamos para vender un piso para comprar otro, porque es la más cómoda, la más rápida y la menos arriesgada, es la de liquidar la deuda pendiente en el momento de firmar la venta. Para hacerlo, vendrá un representante de la entidad bancaria el día de la compraventa y, el comprador del piso, le hará entrega de un cheque con la deuda pendiente, que se descuenta del precio de venta. A la entrega, el representante de la entidad bancaria expide el certificado de deuda cero, acreditando que el piso está libre de cargas. 

La hipoteca puente

Si, por ejemplo, tienes prisa por comprar la nueva vivienda porque te han trasladado en el trabajo y, además, tienes una buena situación financiera, puedes recurrir a una hipoteca puente para vender un piso con hipoteca.

Como os explicamos en este artículo, la hipoteca puente es un tipo de hipoteca en el que el banco incluye ambos pisos como garantía, el que quieres vender y el que quieres comprar, y te ofrece una carencia de unos años. Pero, corres el riesgo de enfrentarte a cuotas hipotecarias por encima de tus posibilidades en el caso de que pase el plazo y no hayas vendido el piso. Además, quizás el piso se acabe vendiendo por menos de lo que esperabas y, descubras, que tu nueva vivienda estaba por encima de lo que podías permitirte. De ahí la importancia de tener una buena situación financiera.

Subrogación de deudor

Otra opción para vender un piso con hipoteca es la subrogación hipotecaria de deudor, que consiste en cambiar el titular de la deuda. Para hacer una subrogación de deudor tendremos que hablar con nuestro banco, y este hará un estudio de riesgo del comprador. Si lo acepta, no hay problema y podemos hacer la subrogación. Pero podemos encontrarnos con que, si es un perfil muy diferente al nuestro, el banco rechace la subrogación.

La subrogación hipotecaria no es una mala opción pero tenemos que tener en cuenta, no sólo el riesgo a que sea rechazada, sino que lleva más tiempo que, por ejemplo, pagar la deuda pendiente en el momento de la venta del piso.

¿Y qué pasa si mi piso vale menos de lo que debo de hipoteca?

En este caso, tendremos que hablar con nuestro banco. Si decides vender un piso con hipoteca cuyo precio está por debajo de la deuda pendiente, por la razón que sea, el banco nos tiene que aprobar la operación y darnos un crédito para pagar la deuda restante.
Sea cual sea tu caso, para vender un piso con hipoteca la mejor opción es recurrir a una inmobiliaria que, además, tenga departamento financiero. De esta forma, podrán trabajar conjuntamente si surge cualquier duda o problema. En Grocasa además, si fuese necesario, contarás con el asesoramiento de nuestro equipo legal de forma gratuita para cualquier duda relacionada con la venta de tu piso. Si quieres más información, haz clic aquí.