que-es-una-subrogacion-hipotecaria-que-tipos-hay-y-como-pedirla

Qué es una subrogación hipotecaria, qué tipos hay y cómo pedirla

05 Agosto 2021

La subrogación de hipotecas al acreedor ha aumentado, según datos del Instituto Nacional de Estadística, un  275% entre enero y abril de 2021, respecto al mismo periodo de 2020. Las hipotecas son más baratas que nunca, lo que ha motivado a muchas personas que ya tenían una hipoteca contratada a mejorar sus condiciones ¿Quieres saber cómo mejorar tu hipoteca? Pues este artículo es para ti 💰
 

¿Qué es una subrogación de hipoteca?
 

Una subrogación de hipoteca siempre hace referencia a una sustitución de una de las partes en una hipoteca, ya sea de la entidad bancaria (acreedor), o del titular de la hipoteca (deudor). 
 

Tipos de subrogación hipotecaria

Hay dos tipos de subrogación de hipoteca; la subrogación de acreedor y la subrogación de deudor.
 

Subrogación de acreedor

Esta es la subrogación hipotecaria en la que se sustituye a la entidad financiera que emite el crédito, es decir, es cuando queremos cambiar la hipoteca de banco. 
 

Las subrogaciones de acreedor están creciendo exponencialmente en 2021, debido a la guerra hipotecaria que ha bajado los tipos de interés a niveles históricos. Las condiciones para contratar una hipoteca han mejorado mucho a consecuencia de la pandemia y las personas que ya habían contratado una hipoteca pueden ahorrar mucho dinero gracias a la subrogación.

 

En las subrogaciones de hipotecas no sólo se puede reducir el tipo de interés sino que también puedes cambiar el tipo de interés, de variable a fijo, y viceversa, así como acortar o alargar el plazo de amortización. 
 

Desde la aprobación de la nueva ley hipotecaria, las subrogaciones son algo habitual y no necesitarás el consentimiento de tu banco para hacerlo que, además, tendrá que colaborar para dinamizar el proceso.
 

Subrogación al deudor 

En este caso hace referencia al cambio de titularidad de una hipoteca en una operación de compraventa. De esta forma, el vendedor de un inmueble traspasa al comprador la hipoteca. Pero, en este caso, el banco sí debe aprobar primero al nuevo deudor, haciendo el correspondiente estudio de riesgo, y puede negarse a hacer la subrogación. 
 

Desde Grocasa te recomendamos que, si quieres vender un piso para comprar otro, mejor recurras a otras formas de gestionar el cambio. Hay formas más sencillas de gestionar una compraventa, que pueden hacer todo el proceso más rápido, y más económico. Si quieres hablar con uno de nuestros asesores inmobiliarios sin compromiso, haz click aquí.
 

En Grocasa Hipotecas manejamos tipos de interés a partir de 1,10% a 30 años o desde EUR+0,65%. Además, si estás interesado en una subrogación de hipoteca, te ofrecemos un estudio financiero gratuito y sin compromiso para que sepas cuánto podrías ahorrar en tu hipoteca. Si quieres más información, haz click aquí.