se-puede-ampliar-una-hipoteca

¿Se puede ampliar una hipoteca?

27 Julio 2022

Tener ya una hipoteca contratada no significa que no puedas hacer cambios en la misma. Puedes hacer modificaciones tanto en el plazo de amortización, como en el importe y el tipo de interés, sea por un cambio en tu situación personal o económica, sea porque, por ejemplo, quieres reformar la vivienda 🏡

Opciones para ampliar una hipoteca

Puedes ampliar una hipoteca en tres aspectos:

  • Ampliar el capital de una hipoteca: Puedes pedir que el importe de tu hipoteca sea más alto para, por ejemplo, hacer una reforma.
  • Ampliar el plazo de amortización: Si por ejemplo tienes una situación económica por la que necesitas pagar una cuota mensual más baja de tu hipoteca, puedes pedir una ampliación del plazo de devolución.
  • Combinar una ampliación del capital y del plazo de amortización: Puedes pedir incrementar el importe de tu hipoteca y, además, repartirlo en un plazo de amortización más amplio para que no sea tanta la diferencia de la cuota.
  • Cambio de tipo de interés: También puedes renegociar las condiciones de tu hipoteca si, por ejemplo, quieres cambiar una hipoteca variable a fija, o viceversa.


¿Cómo puedo ampliar una hipoteca?

Tanto si quieres ampliar el capital y/o el plazo de amortización de una hipoteca, como si quieres cambiar el tipo de interés, tienes dos opciones; la novación y la subrogación hipotecaria.

Ampliar una hipoteca a través de una novación

Una novación consiste en una renegociación de tu hipoteca con el mismo banco con el que la tienes contratada. Los gastos derivados de una novación de hipoteca son:

  • La comisión bancaria por novación, que dependerá de si quieres ampliar una hipoteca para aumentar el importe, o si quieres cambiar el tipo de interés y, en algunos casos, no habrá comisión por novación.
  • En el caso de las novaciones para ampliar el capital de una hipoteca, tendrás que correr con los gastos de una nueva tasación de la vivienda, y pagar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.

Ampliar una hipoteca a través de una subrogación de acreedor

Si tratas de hacer una novación de hipoteca y tu banco se niega a cambiar las condiciones hipotecarias, existe otra opción para ampliar una hipoteca; la subrogación de hipoteca. Existen dos tipos de subrogación de hipoteca, la subrogación de deudor, en la que se cambia el titular de la hipoteca, y la subrogación de acreedor, en el que se cambia la hipoteca de entidad. Es esta segunda la que te interesa si quieres ampliar una hipoteca.

Si tu banco se niega a renegociar tus condiciones hipotecarias, puedes comparar hipotecas de otras entidades y, si alguna te ofrece algo que te interesa más, tu banco no se puede negar a que tú cambies la hipoteca de entidad, solo puede hacerte una contraoferta.

Hacer una subrogación de hipoteca conlleva también correr con los gastos de una nueva tasación de la vivienda, así como el pago de la comisión por subrogación, que también tiene unos límites establecidos en la ley hipotecaria y que, en algunos casos, no te podrán cobrar.

Tanto si decides ampliar una hipoteca mediante una novación hipotecaria o una subrogación de hipoteca, los gastos de notaría de la nueva escritura de la hipoteca tendrá que pagarlos la entidad.

¿Pensando en ampliar una hipoteca? hazlo de la mano de un broker hipotecario y consigue la Mejor Hipoteca para ti. Si quieres más información, haz clic aquí.


 

Simula tu hipoteca aquí, gratis, online y al instante.